MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, no descartó este jueves que se activen ayudas directas al sector turístico y a determinadas empresas, como sucedió durante lo más duro de la pandemia, siempre y cuando ello no suponga aumentar los precios de la nueva temporada de los viajes del Imserso.

Lo dijo durante su comparecencia ante la Comisión de Derechos Sociales del Senado, en la que mantuvo un rifirrafe con el senador del PP Bienvenido de Arriba, quien le afeó su decisión de que la nueva campaña de los viajes del Imserso, que contarán con una oferta inicial de 820.000 plazas, no tendrá una subida de precios para los usuarios.

Esta cuestión ha provocado la oposición del sector hotelero, y la petición de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a Belarra de «sentarnos a negociar» una «modernización» de los viajes del Imserso que incluya «atender las reclamaciones» de los representantes de aquél.

Belarra afeó al senador del PP que defienda que «se suba el precio de los viajes de las personas mayores para proteger al sector turístico», lo que le sirvió para trasladarle que «se pueden hacer las dos cosas».

Dejó claro que los viajes del Imserso forman parte de un «programa social», cuyo mantenimiento consideró «fundamental», ya que es «justo garantizar un envejecimiento para las personas mayores».

Por ello, comentó que, si hay que poner en marcha ayudas directas al sector turístico y a determinadas empresas, «lo haremos, como ocurrió durante la pandemia».

También explicó que el Imserso no fija el precio que cobran las agencias, los hoteles y el transporte, algo que es competencia de las empresas adjudicatarias del concurso público de los viajes.