MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Airbus registró un beneficio neto de 1.901 millones de euros entre enero y junio de 2022, lo que representa un descenso del 15% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según informó este miércoles la compañía, los ingresos alcanzaron los 24.800 millones de euros, un 1% más que un año antes.

Airbus entregó 297 aeronaves comerciales y los ingresos procedentes de ese tipo de actividades se mantuvieron estables. En la parte de helicópteros, se entregaron 15 unidades con unos ingresos que crecieron un 6% reflejando principalmente el crecimiento en servicios y un mix en los programas «favorable». En la parte de defensa y el espacio, los ingresos subieron un 11%, principalmente por el negocio militar y el contrato para el Eurodron.

El director ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, valoró el comportamiento financiero «sólido» registrado por la compañía en el primer semestre en un entorno geopolítico y económico de «incertidumbres para la industria».

Así, destacó que los problemas en las cadenas de suministro lleva a la compañía a ajustar la aceleración en las entregas de aeronaves A320 en 2022 y 2023.

Los objetivos de Ebit ajustado (ingresos antes de descontar intereses e impuestos) de 5.500 millones y el flujo de caja de 3.500 millones se mantienen, respaldados por los resultados financieros del primer semestre. La compañía asume que no habrá más interrupciones en la economía mundial, en el tráfico aéreo, en la propia operativa de Airbus y en su capacidad para entregar productos y servicios. Prevé entregar alrededor de 700 aeronaves comerciales este año.