MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair espera una «mínima» afectación de su operativa en España como consecuencia de las huelgas de sus tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) convocadas por los sindicatos USO y Sitcpla hasta enero en sus bases españolas.

Así lo señalan fuentes de la compañía coincidiendo con el decimocuarto día de huelga de sus TCP, que según los sindicatos hasta las 9.00 horas no provocó ninguna cancelación.

A este respecto, recuerdan que la aerolínea ha llegado recientemente a un acuerdo con el principal sindicato español, CCOO, sobre los salarios, programaciones (4 días en activo seguidos de 3 jornadas libres) y los complementos de sus tripulantes de cabina españoles.

Además, aseguran que las recientes huelgas han tenido «un escaso apoyo y un efecto mínimo». De hecho, Ryanair ha operado más de 45.000 vuelos en España en los últimos 3 meses con menos del 1% de ellos afectados por los paros.

Están previstas huelgas todas las semanas a partir del 8 de agosto, con paros del lunes al jueves. Los convocantes reclaman a la aerolínea un cambio de actitud y que vuelva a retomar la negociación de un convenio colectivo que recoja unas condiciones laborales dignas y bajo la legislación española para sus trabajadores.

Por ello, USO y Sitcpla exigen al Gobierno y, concretamente, a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que no permita que Ryanair vulnere la legislación laboral y derechos constitucionales como el derecho a la huelga y actúe contra una empresa que no acata las sentencias judiciales, no cumple con la ley y utiliza el miedo, la coacción y la amenaza con sus empleados.

Ryanair ya ha sufrido este verano 14 días de huelga que se saldan con cerca de 300 vuelos cancelados con origen o destino en España, según USO, que denuncia que desde el inicio de estas movilizaciones la compañía ha despedido a 11 TCP de forma ilegal.