MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El gasto en restauración en Madrid de los asistentes a la última edición de la feria de turismo Fitur, celebrada la semana pasada, alcanzó los 23 millones de euros, según informó este miércoles la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (Amer).

De acuerdo con sus cálculos, la media de comidas realizadas fuera de sus hoteles por los visitantes a la feria fue de 3,8 por persona, con un gasto medio de 43,7 euros por comida.

Esto, multiplicado por los 136.000 participantes en el congreso hacen que, en 516.800 comidas, el gasto económico total en restauración durante la feria ha sido de algo más de 23 millones de euros.

Según una encuesta de Amer, la importancia de la gastronomía y restauración como atractivo turístico tiene un papel sobresaliente para los profesionales del marketing turístico, alcanzando una puntuación de 8,65 puntos en una escala de 1 a 10.

Los restaurantes clásicos que ofrecen los platos y recetas más tradicionales de cada gastronomía son los preferidos de los profesionales de Fitur (67,82%), seguido del tapeo en barra para el 40,23%, y, en tercer lugar, los restaurantes de cocina internacional para el 28,89%.

Conocer la cultura culinaria local es el factor más destacado para el 70,1% de los encuestados, seguido de conocer los restaurantes de las ciudades que visito para el 31,03% y, en tercer lugar, disfrutar de las reuniones sociales alrededor de una mesa para el 25,29%.

En relación con cuáles son las características más importantes que deben reunir los destinos para que los turistas puedan disfrutar de la gastronomía, el primer lugar del ranking lo ocupa la calidad de la oferta gastronómica para el 50,5%, seguido del precio de las cartas y menús para el 40,23% y de la cantidad y variedad de la oferta de restaurantes disponibles en cada destino para el 17,24%.