MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Inspección de Trabajo ha emitido un informe que determina que Ryanair ha vulnerado el derecho a huelga de sus tripulantes y le ha impuesto una serie de sanciones, según informa el sindicato USO.

USO, junto a Sitcpla, mantiene una convocatoria de huelga indefinida en Ryanair hasta el próximo 7 de enero. Ahora, tras esta resolución, espera que la aerolínea convierta en nulos los casi 40 despidos de tripulantes que ha llevado a cabo por secundar la huelga.

Concretamente, Inspección de Trabajo ha confirmado, según USO, la falta de información sobre los vuelos programados como servicios mínimos, abuso por parte de Ryanair en la designación de guardias a un número de trabajadores mayor que el habitual, así como el refuerzo de tripulaciones con otros traídos de otros Estados miembros de la UE y de terceros Estados para operar vuelos no protegidos por los servicios mínimos.

También la modificación de servicios mínimos a los tripulantes de cabina inicialmente asignados por otros distintos sin la debida antelación, información o en tiempo de descanso, y la interpretación realizada por la compañía de la Resolución del Ministerio de Transportes sobre servicios mínimos que ha anulado, en distintos aeropuertos, la posibilidad de los trabajadores de secundar la huelga, al estar todos asignados a servicios mínimos.

De esta forma, Inspección de Trabajo ha dictado seis actas de infracción contra Ryanair por vulneración de derechos fundamentales. Las cuantías de estas sanciones oscilan entre los 3.751 euros y los 7.500 en el caso de las graves, y de los 120.006 a los 225.018 euros, en el caso de las muy graves. Quedan todavía por concluir las inspecciones realizadas en las bases de A Coruña, Sevilla y Valencia.