MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

El presidente de Aena, Maurici Lucena, aseguró este miércoles que una posible separación del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat de la red del gestor aeroportuario es «una cuestión que no está encima de la mesa».

Así se expresó Lucena al ser preguntado por esta cuestión en la conferencia de analistas sobre los resultados de Aena en el primer semestre de 2023, periodo en el que se anotó unas ganancias de 607,7 millones, un 119% más que el año anterior.

Sobre la posibilidad de que Barcelona deje de formar parte de la red de Aena, afirmó que se trata de «ruido vacío» y lamentó este tipo de noticias que «podrían perturbar la foto del momento actual de la compañía, que es muy bueno».

«Aena tiene un modelo muy bien establecido y todo el mundo está de acuerdo que la compañía funciona bien», defendió Lucena, quien añadió que «su fuerza es el modelo en red».

Por ello, Aprovechó para lanzar «un mensaje de tranquilidad» para los accionistas privados que controlan el 49% de la compañía que no está en manos del Estado.

Las noticias sobre un posible traspaso de la gestión de El Prat a la Generalitat han surgido ante las demandas de fuerzas políticas como Junts per Catalunya o Esquerra Republicana para apoyar un nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez.

Lucena también fue preguntado por el proyecto de ampliación de El Prat y se mostró convencido de que se acabará llevando a cabo por su importancia para la competitividad de la economía catalana y española, así como para la movilidad de los ciudadanos.

Quizás también te interese:  Ryanair espera una "mínima" afectación de las huelgas de TCP convocadas en España hasta enero

Por ello, mostró su esperanza de que pueda cambiar la opinión de la Generalitat a partir de la mesa institucional que se debe constituir después del verano con el Gobierno central para abordar esta cuestión, tal y como quedó recogido en el acuerdo entre el PSC y ERC para apoyar los presupuestos catalanes.

«Aena y el Gobierno español apoyan la ampliación y está todo en las manos del Gobierno catalán», concluyó Lucena. » Confío en que cambie su opinión», apostilló.