MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

Cruz Roja ha atendido a 39.166 personas en playas y aguas continentales (playas, pantanos, lagos y ríos) españolas entre los días 21 de junio y 15 de septiembre, realizando labores de primeros auxilios y salvamento y ayudando a personas con discapacidad o con movilidad reducida.

La organización ha desplegado sus recursos en 228 playas peninsulares y de las islas con más de mil personas ente facultativos, personal de enfermería, socorristas acuáticos y sanitarios y patrones de embarcaciones, según informó este jueves en un comunicado.

Al margen de las labores de atención de primeros auxilios y salvamento, Cruz Roja ha atendido a 585 menores extraviado y ha asistido a alrededor de 16.000 personas con discapacidad o con movilidad reducida disfrutaran de un baño adaptado en las 59 playas en las que este colectivo dispone de este servicio, siete de ellas en colaboración con la Fundación AXA para ofrecer servicios adicionales.

A su vez, sus socorristas han efectuado más de 350.000 recomendaciones a los bañistas para evitar golpes de calor, cortes de digestión o lesiones producidas por los animales marinos, entre otras muchas medidas de precaución.

La mayor parte de las asistencias sanitarias realizadas por el personal de Cruz Roja estuvieron relacionadas con picaduras, esguinces, luxaciones y otras curas. A ello se añadió la sensibilización a la población y la movilización de recursos para la recogida de plásticos y limpieza de playas.

A pesar de que la campaña de verano se prolonga hasta el 15 de septiembre, Cruz Roja actúa más allá de esta fecha en zonas donde el clima, el turismo o la afluencia de público en las playas requiere su presencia, como en Canarias, donde los servicios de salvamento están operativos todo el año.

Por su parte, Cruz Roja participó este año en Tarragona en el ‘Junior Lifeguard Program’, una iniciativa de tres semanas de duración que tuvo como objetivo acercar a chavales con edades comprendidas entre 14 y 17 años al mundo del salvamento y socorrismo, mediante actividades prácticas lúdicas y formativas.

El Servicio de Salvamento y Socorrismo en Playas de Cruz Roja ha detectado un alto número de incidencias que se producen en este perfil de edad, por lo que considera necesario explicar a estos muchachos directamente cuáles son los peligros que hay en las playas y cómo se han de comportar para evitarlos, al tiempo que se les da a conocer un nuevo ámbito profesional en el que quizás trabajen en el futuro.

Cruz Roja también ha recorrido este año aquellas playas más desconocidas o alejadas del turismo, que, por esas razones, no cuentan con servicios de salvamento, con el fin de concienciar a los bañistas de la importancia de que extremen la precaución.